Llega un gran invitado del Japón a la CDMX que no es humano

Llega un gran invitado del Japón a la CDMX que no es humano

20170821 Godzilla en CDMXSu origen se remonta a 1954 en el país del sol naciente. Japón adoptó a un gran monstruo gracias al trabajo del cineasta Ishiro Honda, a quien bautizó como Godzilla a una especie de mezcla entre dragón y dinosaurio, criatura que por cierto, viene a la Ciudad de México.
Nuestra amada CDMX y las calles del Centro Histórico, serán el escenario principal de una de las escenas clave de la siguiente entrega de “Godzilla”, del director Michael Dougherty, se informó Warner Bros. Pictures y Legendary Pictures.
Sobre este acontecimiento que nos llenó de emoción a todos quienes formamos parte de esta administración, el productor de Legendary Pictures, Alex García, señaló:
“Hicimos una búsqueda exhaustiva para encontrar el ambiente perfecto para una escena clave en la trama de la película y encontramos todo lo que necesitábamos en la Ciudad de México”.
No es para menos esta afirmación, la belleza de cada rincón de nuestra linda capital ha sorprendido a muchas personalidades del cine hollywoodense. No debemos olvidar que las calles del Centro Histórico se vieron en pantalla en una cinta de James Bond, además que nuestro país es el segundo mercado para la distribución de este cine, solo después de los Estados Unidos.
Además, esta noticia es buena para los jóvenes que buscan incursionar esta carrera, pues se espera que cerca de 2 mil habitantes de la capital participen como extras en la cinta.
20170821 Godzilla en CDMX2
Es importante mencionar que la historia del nacimiento de Godzilla es curiosa y compleja, pues según muchos expertos, su nacimiento ayudó al pueblo japonés a asumir el trauma de las bombas nucleares en la segunda Guerra Mundial. El accionar de Godzilla por el Japón, fue una especie metáfora brutal de la devastación y una forma distinta de convivir con el paisaje desolado de las ciudades en ruinas.
Con el pasar de los años y con más de 28 películas japonesas, además de las adaptaciones hollywoodenses, este monstruo se convirtió en uno de los símbolos de la cultura japonesa del siglo XX, un emblema que tendremos como invitado en nuestra bella CDMX.